-->

Cine en tres dimensiones 28 jul. 2010 09:03 Plácido Guardiola Jiménez

«Reinventar lo ya inventado»

Desde hace aproximadamente un año venimos observando el auge de la llamada fotografía y cine 3D, es decir, la imagen en tres dimensiones. Las salas de exhibición han encontrado en la tecnología•3D la golosina que, de momento, parece atraer de nuevo a los espectadores a sus butacas. Por su parte, la industria de la electrónica especialmente los fabricantes de pantallas de plasma, también han visto en ella la oportunidad de abrir nuevos sectores comerciales de alta gama ahora que empiezan a popularizarse las llamadas pantallas planas. No ajena a esta tendencia, la industria cinematográfica, ha desarrollado una cámara digital capaz de fotografiar en 3D
Cabría decir por todo lo anterior, que hemos descubierto por fin la fotografía en tres dimensiones antes de ayer; sin embargo, esta tecnología es casi tan antigua como la propia fotografía, ya en 1840 Charles Wheatstone, descubrió el procedimiento para hacer imágenes con profundidad. Como nada hay nuevo bajo el sol, la foto en tres dimensiones se basa en el mismo procedimiento con el que percibimos ocularmente la distancia en la realidad. Nuestro celebro, es quien construye mentalmente la sensación de profundidad gracias a un par de visiones bajo un ángulo ligeramente distinto, pues cada ojo dista del otro unos siete centímetros. Desde hace siglo y medio, sabemos que basta con hacer dos fotos al mismo objeto separando la cámara unos siete centímetros, después hay que visionarlas de forma que cada ojo perciba en exclusiva la correspondiente a su ángulo, para que nuestro celebro, haga el resto y tengamos la buscada tercera dimensión.
La cosa se complicaba en el cine con el uso de lentes de focal variable (zoom), pues esos siete centímetros varían dependiendo de la distancia a la que se encuentre el objeto y la focal del objetivo. Ha sido la informática quien ha permitido dar ese salto, controlando dos cámaras de vídeo en tiempo real, las pantallas de plasma y las gafas electrónicas que polarizan la imagen de una u otra cámara, han hecho el resto.





Como prueba de que la fotografía en tres dimensiones existía desde hace mucho, obsequiamos a nuestros lectores con una primicia. Se trata de una fotografía de Oscar Vaillard, tomada el 28 de Noviembre de 1906 ante el acueducto del «Molino de la Parra» desaparecido unos años después en la riada de 1913. Dicha fotografía en 3D, la hemos convertido en un archivo anaglifo que permite ver la imagen en relieve, mediante unas gafas especiales. Para hacerse unas de dichas gafas, cojan una cartulina improvisen una montura de cartón y peguen en la abertura correspondiente al ojo izquierdo un celofán rojo; en la del derecho un celofán azul, se sorprenderán del realismo de esta imagen que muestra una señorita paseando por nuestra rambla hace más de 100 años. Les aseguro que la manualidad merece la pena, pues además de disfrutar de ésta primicia, nuestro blog de Jumilla de Antaño, les ofrecerá en breve otras muchas también de O. Vaillard realizadas hace más de cien años. También podrán disfrutar de una amplia colección que se encuentra colgada en la red Internet.
Para ver instrucciones de cómo realizar las gafas vea este artículo. También este otro. Para tener una plantilla de montura vea este. Si por el contrario, quieren comprarse unas profesionales por unos 10 € pueden pedirlas aquí.
Cuando, por el procedimiento que sea, las tengan, carguen la imagen a pantalla completa pulsando sobre ella y disfruten. Guarden las gafas después pues les prometemos otras.

2 comentarios :

  1. ¡Es increible!
    Acabo de hacerme las gafas y se ve realmente en tres dimensiones. Ya las he guardado en espera de que Plácido cuelgue las que ha prometido.
    Hacerlo, merece la pena.

    ResponderEliminar
  2. Yo he probado con unas gafas que tenía guardadas y que hace unos años que daban con una revista y también funciona. Es sorprendente, parece que la foto tiene profundidad.
    Animaros y poner más.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero