-->

El sueldo de los funcionarios 16 may. 2010 17:14 Plácido Guardiola Jiménez

«Ha perdido un 42% de su capacidad adquisitiva»

Popularmente asociamos la palabra funcionario, al personaje osco que tras una ventanilla nos exige la póliza, nos devuelve el impreso o nos dice que la documentación esta incompleta y tenemos que volver otro día con el papelorio que nos falta. Olvidamos que funcionarios son los médicos que nos atienden, los maestros y profesores de nuestros hijos, los policías que velan por nuestra seguridad, el conserje que nos hable el edificio o el cartero que nos lleva hasta el buzón nuestra correspondencia.
Es cierto que ser funcionario es todo un lujo de cara a la estabilidad en el empleo, máxime en momentos como estos; pero bajo esta gran ventaja olvidamos que el funcionario, me refiero al de oposición, amen de prepararse y superar unas siempre nada fáciles pruebas de acceso donde tiene que eliminar y superar a un buen número de contrincantes, es uno de los trabajadores peor pagados. Ni que decir tiene que en tiempos de bonanza como los pasados, sus sueldos y remuneraciones están siempre por debajo de los de la empresa privada.
También es cierto que, como funcionarios, su empresa no tiene caja B y pueden cobrar horas extras que no figuran en nómina, por tanto, sus sueldos entran íntegros en la economía legal y están sujetos hasta el último céntimo al IRPF. Digamos que son las desventajas de ser funcionario, compensadas por esa seguridad en el empleo.

Ahora cuando el presidente Zapatero ha decidido recortar, y lo ha hecho por el camino más fácil, reduciendo las inversiones públicas, las pensiones y el sueldo de los funcionarios, es el momento de conocer como ha evolucionado el poder adquisitivo de estos empleados públicos. Nos daremos cuenta de que en el fondo, a pesar de sus privilegiada estabilidad, en nuestro país la mayoría de ellos son víctimas del sistema.
Si observamos en el grafico las subidas del IPC anual en incrementos porcentuales y las subidas que los distintos gobiernos han realizado a los funcionarios desde 1982 a 2007, comprobaremos que salvo en los años 87, 91 y 92 la carestía del coste de la vida estuvo por encima de las subidas salariales. De este modo en estos 25 años analizados el IPC subió el coste de la vida un 140,32% y los salarios de los funcionarios un 98,22% lo que arroja una pérdida adquisitiva de -42, 08%.

Si se analiza fríamente comprenderemos que es más que justificado el que ahora a ellos también haya que calificarlos de víctimas del recorte zapateril, por si fuera poco ahora les recorta un 5%.

1 comentario :

  1. Perdona, pero aquí, salvo autonomos, los que nos dedicamos a la cosa privada no cobramos en "B". Horas extras, cuando se cobran, que no es ni mucho menos siempre, en nomina.

    Y siempre sujetos a que en cualquier momento te puedan echar a la calle. Coincido en que ZP ha tomado el camino mas fácil y se ha ensañado con el débil, pero en la empresa privada tampoco siempre se ha subido el salario al nivel del IPC.

    Así que lástima, la justa, la de que van a pagar justos por pecadores y de que se va seguir haciendo gasto inútil mientras por otra parte se jode al 20 % de los trabajadores del país.

    Así que ya sabéis, menos plañidos y a la calle, huelgas y a moverle la silla al indeseable de ZP. Que recorte de otro sitio.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero