-->

Chupóptero, yo quiero ser chupóptero 8 nov. 2009 19:31 Legolas

«Trabajar por el interés general»

En estos tiempos donde encontrar un empleo fijo es más difícil que dar con un caracol serrano en un día soleado y con viento.En épocas de crisis como la que atravesamos y en pueblos como jumilla donde el mayor empleador es el Ayuntamiento, nada más legítimo que aspirar a ser funcionario local. De ahí que no deba extrañarnos el que más de un joven con sus estudios terminados piense para sí:
«¡Eh! Venga para mi un empleo, un cargo. Yo estoy dispuesto por ser estudioso y joven, a colaborar en cuantas cuestiones afecten al interés de Jumilla, bien en la política, bien en la administración Municipal”
Aquí estoy yo, joven y estudioso, y lo que es más importante, necesitado de una solución a mi problema vital, dispuesto a colgarme a aquellas henchidas ubres del Estado.
Venga para mi un empleo, un cargo. Yo quiero ser chupóptero. ¡Chupóptero municipal y constitucional¡»
Todos conocemos a más de uno que piensa así, sabemos que la política y la vida pública se llenan de quienes dicen perseguir el interés general de su pueblo, las ideas de su partido y el bien común; pero que en el fondo solo hacen que solucionar, legítimamente si se quiere, su problema vital (su sueldo a fin de mes).
Lo realmente curioso es que el texto entrecomillado y en cursiva correspondiente al pensamiento de ese joven no es mío, ni se me acaba de ocurrir. Aunque no lo parezca es fruto de la pluma de Antonio Abellán Martínez que, escrito bajo el seudónimo de Fieldman (como se le conocía). Fue publicado en el diario LA OPINIÓN nº 32 de Jumilla un 4 de Diciembre de 1921.

3 comentarios :

  1. ¿Y que fue de este señor "con estudios", tan ambicioso en sus metas y tan respetuoso con el trabajo ajeno?

    ResponderEliminar
  2. Está bastante clara la ironía de Fieldman en este articulito de corte satírico que efectivamente publicó La Opinión en 1921, que mira por donde era un periódico de corte conservador financiado por el Barón Espinosa de los Monteros. Lo que hace Fieldman es precisamente criticar a los chupópteros que menudeaban por entonces. Fieldman destacó como músico, crítico musical y escritor, siendo una de las figuras señeras del modernismo jumillano. Era de pensamiento izquierdista y republicano convencido, y como fiel pago a sus críticas al poder fue represaliado por el régimen franquista y fusilado tras la Guerra Civil, supuestamente por escuchar en su casa emisoras prohibidas. Eso fue de este señor.

    ResponderEliminar
  3. En el fondo las metas y las ambiciones de los españoles no han cambiado desde 1921.

    Desde el siglo XVI donede se crean multitud de universidades con la finalidad de formar al funcinariado que controlaría el vasto imperio que por entonces poseiamos, apenas hemos cambiado. La meta de muchos sigue siendo medrar y vivir del erario público. La vieja idea española de vivir de rentas sin dar apenas golpe.

    Antes se llamaba hidalguia (no se llegaba muy lejos sin serlo) y ahora lo edisfrazamos con palabras como servicio público. Toda una vida consagrada a ello, como los de la trama Gürtel, los señores de cataluña, o el propio ZP, de culiparlante a presidente ¡Vaya carrera!

    Y asi per seculam seculorum.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero