-->

Se acabó la fiesta 24 ago. 2009 17:12 Plácido Guardiola Jiménez

«Pobre de mi que se han acabado las Fiestas»


Viendo las calles engalanadas, las terrazas de los bares y heladerías repletas de público parecía que el fantasma de la crisis había desaparecido o que la crisis había sido desterrada de nuestras vidas. Con mayor o menor acierto y esplendor la Feria y Fiestas trascurrió con idéntica alegría a la de otros años, durante su transcurso, todos nos hemos dado una tregua, hemos mirado a otro lado o, simplemente, nos hemos olvidado de la situación.
Sólo en la media noche de ayer, mientras el cerro del castillo era iluminado por los cohetes y palmeras de los fuegos artificiales, entonamos interiormente como si de pamplonicas se tratase el: «Pobre de mi, que se han acabado las fiestas…».



Hoy la vuelta a la normalidad, nos recuerda a muchos que los problemas están tal cual como los dejamos, mientras que nada nuevo parece insuflar optimismo a un otoño que tememos se nos va a presentar más sombrío que el anterior. Los derroches de las fiestas y sus excesos hay que pagarlos y subsanarlos. Nos consuela el pensar que al menos, durante esos días, parecía que habíamos olvidado la cruda realidad de nuestra situación.

2 comentarios :

  1. Bueno Plácido, no te apures hombre. ¡Que nos quiten lo bailao!

    ResponderEliminar
  2. Suelo ir todos los años para las Fiestas, pero lo que me hace "huir" de ellas es el exceso de decibelios (volumen-música-ruido)de los Chiringuitos-Discotecas, hasta las 9 de la mañana, donde se ponen "ciegos" 4 pelagatos dando un muy mal ejemplo a otros jóvenes y no dejando dormir a la mayoria de los vecinos durante los dias que duran las fiestas, esto, con el permiso del Excmo. Ayuntamiento, cuya excusa es que "estamos en Fiestas", y yo me pregunto ¿estos antros forman parte de nuestra cultura de las Fiestas Patronales?. Es que yo intento participar en lo que son las Fiestas y ando zombi el resto del dia porque no me dejan descansar ni una sola noche!. Además es un expectáculo penoso porque aparte del "ruido", es la suciedad que dejan todas las noches, y no me refiero solo a botellas de plástico y cristal. Creo que el próximo año no iré, muy a mi pesar, y además no recomendaré a "nadie" que vaya durante ésos dias, al menos mientras se permita que a costa de disfruten "esos pocos" la mayoria no podamos descansar. Saludos

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero