-->

¿Qué va a ser de mis hijos? 30 jun. 2013 15:13 Plácido Guardiola Jiménez

«Emigración de ayer, emigración de hoy»




Ayer, daba cuenta el diario El Mundo de una noticia difundida por la agencia EFE según la cual el Presidente de Alemania Joachim Gauck, afirmaba comprender la preocupación por el paro juvenil de algunos países cuando especialmente pensaba en sus nietos. Gauck afirmó literalmente: «Tengo nietos de esa edad y cuando pienso que podrían encontrarse en esa situación sin perspectivas, como muchos jóvenes en España, me altero».
El problema para la mayoría de mi generación no es el futuro de nuestros nietos (a saber si los tendremos tal y como van las cosas en España), el problema nuestro es más bien ¿Qué va a ser de nuestros hijos?. Muchos de ellos con carreras universitarias terminadas, otros aparcados en la Universidad a ver si escampa para los que no vemos perspectiva alguna. El problema para nosotros es saber si, tras muchos años de cotización y próximos a la edad de jubilación, alcanzaremos a cobrarla y la cuantía de la misma (Antes de ayer mismo el Gobierno el Gobierno metía de nuevo la mano en la hucha para seguir pagando las actuales), eso cuando nos tememos que durante unos años nuestros hijos no saldrán de casa a ganarse el pan con el esfuerzo de su trabajo. Un trabajo que no es que escasee simplemente no existe. Ese es el problema que de verdad altera a muchos españoles de entre 55 y 65 años con más de 30 cotizados. Los mismos que ven ahora desmoronarse aquello que aprendieron de sus padres e intentaron inculcar a sus hijos. Me refiero a valores tan simples como el esfuerzo, estudio, trabajo y honradez.
Aquí no hay trabajo para los jóvenes, esos que decimos mejor preparados, pues tal y como revelaba un estudio del Real Intituto el Cano 8 de cada diez universitarios españoles (el (80%) esta dispuesto a emigrar a otro país para mejorar sus expectativas de vida. Mientras que la mitad de españoles de menos de 45 años han pensado en hacerlo tal y como demuestra el nuevo perfil del emigrante español. No deja de ser irónico y paradigmático que aquí andemos con programas de integración y ayuda para inmigrantes de baja cualificación (en su mayoría), mientras arrojamos a la emigración a nuestros jóvenes más cualificados, con el esfuerzo, sacrificio e inversión que hemos realizado en ellos. Es cierto que en zonas agrícolas como Jumilla estos inmigrantes nos sacan el trabajo del campo adelante; pero sino creamos al mismo tiempo una estructura económica capaz de sostener empleo de alta cualificación, acabaremos siendo un país tercermundista de jornaleros temporales.
Si no hay trabajo para los cualificados imagínense para los llamados generación “Ni-ni”, aunque alguno de los integrantes de esta generación hayan encontrado su sustento en las numerosas listas electorales de la casta política aun cuando sea a nivel local o de meritorios en otras de mayor rango, repasen sus CV y verán…
Los nietos, ya digo, no me preocupan en absoluto, pues nuestros hijos en paro han retrasado el matrimonio “sine die” y cuando se casan y ven las perspectivas, retrasan la procreación hasta los límites biológicos de la natalidad humana

3 comentarios :

  1. Anónimo2/7/13 2:45

    Como hijo de mi padre, ambos jumillanos, yo emigrante desde hace 2 años, con titulación superior. Mi padre contratando a "morenos", como el llama, para podar.
    Al llegar a América lo que más me llamó la atención es que la gente se casa los 20 pocos y a los 30, con 3 o4 hijos, dejan de procrear. Es paña es un pais viejo y, por tanto, herido de muerte.
    A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente lo has definido bien, estamos heridos de muerte y sólo cabe esperar que las cosas cambien de rumbo.
      Espero querido paisano que las cosas te vayan bien, que «Hagas las Américas» como se decía y regreses pronto si es tu gusto. También, como no, que miles de jóvenes como tu no tengan que seguir marchándose por falta de perspectivas aquí.

      Eliminar
  2. Anónimo2/7/13 21:10

    Mi enhorabuena a Anónimo, que ha podido marcharse con su carrera superior en vez de quedarse en Jumilla, podando, como los morenos.

    Beltenebros

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero