-->

En continua reflexión 20 nov. 2011 09:55 La Guardacasera

«Sin horizonte»

 


Nunca como hasta hoy he visto tan sombrío el horizonte, porque antes para una familia que vivía del trabajo en el campo y aún dentro de la extrema necesidad y carencia de casi todo, la cosa estaba clara. Repelando de aquí o de allá y trabajando de sol a sol, sabías que no te iba a faltar un pedazo de pan que llevarte a la boca. Podrían venir años mal dados fueran de sequía pedrisco, riada o lo que el tiempo quisiera mandarnos; pero eso sí tirabas de la tuyo, bien de despensa, del corral o de lo que fuera salías adelante.
Recuerdo que al pueblo, siempre veníamos con el cesto de los huevos, el par de pichones, el cajón de los conejos o unas docenas de caracoles en el cernacho. Con aquello, aunque ese año no pudiéramos segar por la sequía, sacábamos unas pesetas para comprar lo imprescindible. En cambio ahora, venimos con la carpeta llena de papeles, sea para renovar, solicitar o reclamar la subvención que no nos ha venido o que nos prometen dar.
Si antes mirrabas al cielo a ver que pintaba el atardecer para mañana, releías el zaragozano o tirabas de memoria para recordar las cabañuelas y recabañuelas que previamente habías hecho en verano; ahora en cambio, repasamos el saldo bancario a ver si nos ha llegado la subvención del almendro, del arranque, la de cultivo integral o la ecológica. Vamos ahora, un continuo sufrir, no por la nube que pinta en piedra y contra la que sólo cabe sacar la “Cruz de Caravaca” y rogar a santa Rita para que se aleje; sino porque ahora, no paras de mirar para Bruselas a ver si dicen algo de que prorrogan esta o aquella subvención en vez de quitarlas. Total, un sin vivir, peor que el de antaño, con el agravante de que ahora no podemos tirar con lo que entonces aprovechábamos, bien fuera del corral, del palomar o los lejíos de la casa.
Con este panorama, mi mente no esta para reflexiones ni para votos, por muchos días que me dieran lo veo todo más negro que el culo una sartén. Iremos a votar porque hay que ir; pero lo haremos sin ilusión y sin horizonte pues, mañana, ¡Dios dirá!

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero