-->

Indigente, me hago indigente 10 mar. 2011 15:11 Plácido Guardiola Jiménez

«Igualdad de derechos»

En ocasiones la indefensión del ciudadano al que se le suponen reconocidos un sinfín de derechos es tal, que uno se plantea si no sería mejor no tener «papeles», nada a su nombre y ser un autentico indigente. Me explicare:
Corría la navidad de 2009 cuando tuve que acudir a un servicio de urgencias de la Seguridad Social con un familiar a mi cargo, donde fue atendido correctamente como es usual en nuestro sistema sanitario. Al ser funcionario y tener contratados los servicios médicos con una compañía privada, le indique estos datos al celador del centro de salud, de los cuales tomó buena nota y dándoles el curso oportuno. Un mes más tarde, recibo una notificación del la Gerencia sanitaria de mi zona, advirtiéndome que debía 70 euros por los servicios médicos de urgencia proporcionados en la noche del 4 de Enero de 2006.. Por ello me puse en contacto con mi aseguradora, le remití la notificación y me aseguraron que se harían cargo de esos gatos, pues ellos no pudieron prestarme los servicios necesarios aquella noche.
Casi un año después me vuelven a reclamar el importe de los servicios desde la Gerencia Sanitaria. Vuelvo de nuevo a comunicar los hechos a la compañía médica y, una vez más, me dicen que todo está arreglado que ya ellos habían notificado a la Seguridad Social la cobertura del servicio. Uno respira tranquilo, piensa que todo está arreglado, pasa el año y en diciembre de 2010, recibo una notificación por vía de apremio de Hacienda; en la se comunica que han embargado la cuenta del familiar afectado quedándose con su saldo 16 euros que no cubrían los 88,9 que me reclaman (70 de los servicios más intereses, gastos y recargos). Unos días después, la empresa para la que trabaja unas horas a la semana dicho familiar, comunica a este la orden recibida de la Agencia Tributaria indicándole que le sean retenidos sus haberes correspondientes a dos meses (le pagan 50 euros al mes). El procedimiento de apremio iniciado por Hacienda señala claramente que primero se debe pagar, independientemente de que interpongas recurso alguno; pero el procedimiento sigue indefectiblemente su curso con independencia del recurso que pudiera interponerse.
Hoy he pagado 97,1 euros a Hacienda que con los dieciséis ya embargados hacen un montante de 113,1 euros en total. La compañía sanitaria me devolverá los 70 euros de los servicios prestados; pero no se hacen cargo de los intereses de un error de la Administración pues es un error indebido de esta. Eso sí me expiden un certificado del cargo efectuado con fecha de Abril del 2009, a fin de que pueda reclamarles los 43,1 euros cobrados indebidamente.
Cuando se lo cuento a mi cartero, que también es funcionario de MUFACE me da la solución para evitar todo esto: "Y tu para que dices que eres de una compañía sanitaria dependiendo de la Mutualidad de funcionarios del Estado."
¡Claro lleva razón!, si yo hubiese sido un indocumentado, sin papeles y sin seguridad social, esa noche me habrían atendido igual y me habría ahorrado todo este guirigay, por tanto, desde ahora, a estos efectos, seré indigente y sin papeles.
Lo que de verdad me duele, me indigna hasta la extenuación, es que en este error garrafal de papeleo, además de tener que amoquinar de mi bolsillo, el Estado haya empleado recursos en sobres de correos, papeles y horas de funcionarios que han tramitado este absurdo sin sentido. Y estos gastos amigo lector, los pagas tu al igual que yo.

6 comentarios :

  1. Y que esperas Placido?

    El estado nos roba..como esta mandado desde tiempos ancestrales...

    Siempre puedes hacer igual que Enric Duran pa devolverles la jugada (con creces): http://es.wikipedia.org/wiki/Enric_Duran

    Un saludo, y siempre contento de leer tu blog desde el extranjero (por eso la falta de tildes y de las enes con el palico encima:))

    ResponderEliminar
  2. Estimado paisano:

    Conocía el caso del «Robin de los bancos» ,así se le llama a Enric Duran, pero no se si yo tengo madera para tanta heroicidad. En cualquier caso, ya algunos amigos me vienen diciendo que soy un antisistema. No se si lo soy, pero desde luego el sistema me tiene bastante arto.

    ResponderEliminar
  3. En esta historia que nos cuentas, por cierto muy bien, de nuevo sacas unas conclusiones bastante equivocadas, espero que de buena fe, quizás como fruto de la rabia y la impotencia por la injusticia que alguien ha cometido sobre ti.
    Pero seamos realistas y demos al Cesar lo que es del Cesar, o demos a cada cual lo que le corresponde. Todos los funcionarios, y sólo ellos, hasta ahora, tienen el derecho de pertenecer a MUFACE, esto, entre otras ventajas que conlleva, pueden elegir una compañía de atención médica, Sanitas, Asisa ..., lo que equivale a decir, que tienen derecho a una sanidad privada. Centros médicos, consultas, hospitales, privados. Pueden elegir especialista y acudir a varios si uno no les convence, con cita previa y con unas comodidades propias de la medicina privada, entre ellas, en caso de hospitalización, una habitación por paciente.
    Todo esto no lo ofrece el Servicio Murciano de Salud, ni en el resto de la CCAA a todas las personas que trabajan y cotizan a la Seguridad Social, no podemos elegir compañía, nos guste o no el hospital de referencia, el centro de salud, el médico de cabecera o especialista que se nos asigne, como mucho y después de distintos papeleos podríamos cambiar por otro, que también nos asignen. Pues bien a esta red también tienen acceso los de MUFACE si optan voluntariamente por este servicio como compañía de atención médica.
    Como resulta que las compañías aseguradoras son privadas, necesitan al menos no perder, en los pueblos pequeños o medianos, los servicios son pocos y a ciertas horas nulos. Esto obligaría a coger el coche e ir al servicio más cercano, en nuestro caso Murcia. Pero no es justo, no hace falta, habiendo un servicio de urgencias las 24 horas en Jumilla, no es necesario tener que desplazarse a Murcia, las compañías han llegado un acuerdo con el Servicio Murciano de Salud y todas aquellas personas que lo necesiten serán atendidas bajo un pago por el servicio, que en ningún caso será pagado por el paciente. Pensemos lo poco que parecen 70 € por una consulta, pero pensemos todas las que se hacen cada día a lo ancho y largo de España, hay muchos funcionarios que no tendrían, ni tienen ningún escrúpulo en hacer uso de todos los servicios que tienen a su alcance y si se pueden evitar el coger el coche, mejor. Y está bien, pero que paguen las compañías que para eso cobran, y es mucho dinero.
    El SMS da atención gratuita a todo el que lo necesite tengan o no papeles y de eso tenemos que estar orgullosos todos los que cotizamos a la SS, por eso no creo que deba dejar de cobrar a todas las compañías de medicina privada que hacen uso de ella. Cuando un paciente del SMS va a una clínica privada a lo que sea, seguro que esta no perdona ni un céntimo, y eso es otro tema largo de tratar.
    Para terminar, esperando que los funcionario no hagan caso de tu consejo, si no todo lo contrario, que hagan uso del Centro de Salud, pero que obliguen a Sanitas, Asisa, etc, hacerse cargo del importe y casi estoy seguro que con poco que hagas tu compañía te devolverá tu dinero o se puede quedar sin cliente para el año que viene. Hasta el 28 de Enero se puede cambiar de compañía. Hagamos grande la empresa que es de todos y pidamos responsabilidades a quien las tenga.
    Lo del primer comentario a tu exposición, mejor me callo y lo dejo para otro día.

    ResponderEliminar
  4. Si te parece muy largo el comentario y no lo puedes publicar, al menos publica el enlace a mi blog y allí lo puedan leer, sobre todo las personas como germamon. Gracias

    http://eledwoody.blogspot.com/2011/03/algo-sobre-muface.html

    ResponderEliminar
  5. Estimado Ed:
    Ignoro desde que terminar de ordenador trabajas o cómo tienes configurado tu sistema de seguridad, tu perfil y esas cosas; pero por segunda vez, tu comentario fue a parar a los «spam». De ahí que no se publicase en su momento (no por su longitud), y lo haya descubierto a ver este último.
    Como muy bien dices, mi compañía se hace cargo de los gastos, y como afirmo en el artículo, se hizo cargo hacía ocho meses, por tanto fue un error de la Administración. De lo que me quejo es de por qué tienen que pagar los ciudadanos los errores de la Administración, máxime cuando se trata de un servicio universal y gratuito para todo el mundo con independencia de su condición, raza, nacionalidad, condiciones de legalidad, cotizaciones, etc.

    ResponderEliminar
  6. Placido tu te haces indigente y te tiras por un puente la primera semana, demagogia barata se le llama a los articulos asi en periodismo, y perdone usted pero lo de antisistema...le queda un poquico bastante grande

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero