-->

Los concursos de fotografía 3 oct. 2010 09:18 Plácido Guardiola Jiménez

«Los jurados, las modas y Photoshop»

Foto superior revelado automático JPG. Inferior revelado RAW en Photoshop
Los concursos de fotografía han tenido y tienen la finalidad de favorecer la afición fotográfica y promover un evento o ámbito sobre el que versa el concurso. De este modo en Jumilla, la Semana Santa, el Folklore, los viejos rincones olvidados, etc. han ido recopilando imágenes de gran calidad que amen de permitir publicaciones y carteles constituyen un auténtico archivo gráfico documental.
Pero no son todo ventajas las que las que ofrecen dichos concursos, pues al final, según el tipo de premios otorgados imponen una determinada forma de mirar y de hacer en fotografía; ya que el concursante, no sólo presenta aquello que le gusta, sino lo que cree será del gusto del Jurado. De este modo, hemos saturado de detalles cerrando el zoom nuestras imágenes de Semana Santa o de estelas de colores las de nuestro folklore, y últimamente de cielos profundos conseguidos por trabajo en zona, HDR o efectos Mellado. En definitiva, gustos y modas que sin desmerecer la calidad artística de ningún premio, supongo que serán coyunturales y que prsonalmente animo a elegir libremente.
El problema viene cuando alguien del Jurado descalifica una obra porque según él está tocada con Photoshop, ignorando que ningún aficionado que se precie hoy en día, presenta nada que no haya pasado por ese programa u otro idéntico, aunque sea el software que te suministraron al adquirir la cámara.
La popularización de la fotografía ha traído esto, todos tenemos cámaras, todos disparamos, con la diferencia de que los aficionados y profesionales disparan en RAW y el resto en JPG. La cuestión es simple, el popular JPG es un revelado del negativo electrónico, de lo que captó nuestra cámara, el RAW lo que realmente grabo el sensor de la misma. Por tanto, hay dos formas de revelar lo captado por el sensor: una (la utilizada por el usuario normal) que lo hace por él automáticamente el software de la cámara, la otra (la del aficionado y profesional), la efectuada con un programa conversor en el ordenador, sea el que traía la cámara o el de Photoshop. Por lo general, todos nos inclinamos por este último, con él corregimos tono, curvas de respuesta, exposición, etc. De ahí que en la actualidad todas las fotos que se presentan a concursos hayan pasado por Photoshop, y no se pueda entender la majadería de este tipo de descalificaciones. Entre otras razones, porque si el tratamiento esta bien hecho, es imposible de detectar.
Si aceptamos que la fotografía es un arte, dejemos que el artista se exprese como quiera ¿Acaso le exigimos a un pintor que utilice estos pinceles o aquellas espátulas? Seamos serios también con esto.
Si lo que se quiere es evitar el fotomontaje, la cuestión es bien simple, que se le exija al concursante el archivo RAW original de la obra n sus bases.
Para no cansarles con más reparandorias, arriba les dejo una muestra de cuanto digo, la foto superior corresponde a una imagen revelada en JPG tal como hacen las cámaras, abajo la misma revelada desde el RAW manualmente. Juzguen Uds. mismos

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero