-->

ESTAMPAS RURALES, UNA GENEROSA APUESTA POR LA TRADICIÓN 3 oct. 2009 14:33 Sonia Anguix

En estos tiempos marcados por el progreso y la urbanidad nuestra existencia está impregnada de un espíritu pragmático-utilitario que, llevado al extremo, nos hace sustituir lo anticuado por lo actual, dando la espalda inconscientemente a la tradición y a la artesanía. Este proceder no es ni mucho menos exclusivo del pueblo jumillano, puesto que contamos, a nivel nacional, con innumerables ejemplos en el panorama nacional que manifiestan este desapego de la intrahistoria (baste mencionar el caso significativo de los corrales de comedias, que fueron destruidos todos salvo los que se encontraban ocultos a los ojos de la inmensa mayoría).


Es por ello que debemos sentir la obligación moral de apoyar, en la medida de nuestras posibilidades, iniciativas como ésta, que contribuyen de forma activa para evitar que se produzca la desvinculación definitiva con nuestro pasado reciente.

Encontrarse con el pasado es una experiencia entrañable, que alimenta el universo de la nostalgia hacia lo que fueron y cómo vivieron nuestros abuelos. Ahora bien, pensando en los más jóvenes nos encontramos con que la nostalgia es sustituida por el desconocimiento absoluto. Hoy en día que está bastante de moda hablar de valores, todos nos deberíamos volcar por y para que nuestros hijos conociesen que hubo un mundo sin supermercados ni electricidad, habitado por personas cuyo grado de autosuficiencia era mucho mayor del que tendremos nunca los hombres del siglo XXI.


Acercarse a la tradición implica valorar con justicia la artesanía, contemplándola en toda su grandeza como fruto del esfuerzo y la satisfacción personal que es. No podemos pretender amar a la tradición y dar la espalda a la artesanía, que con su variedad de productos nos evocará a más de uno vivencias que creíamos olvidadas.

Saquemos pues nuestros trajes típicos de labor, acerquémonos a la Fuente del Pino y asomémonos al rincón de la historia que habitaron aquellos abuelos de boina calada, que nos demostraron con su existencia sencilla que felicidad y sacrificio no están reñidos.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero