-->

La ecología que nos venden (I) 24 sept. 2009 19:56 Legolas

«Lo ecológico como reclamo»
El ser humano se caracteriza sin duda por añadir a los objetos de consumo un valor añadido que no es el de uso, necesidad, función o utilidad; este valor añadido es simplemente simbólico o ideológico. De hecho estamos dispuestos a pagar más por unas zapatillas deportivas que por otras, simplemente porque contienen el logotipo de Addidas o Nike.
Lo terriblemente curioso es que también estamos dispuestos a pagar más por un objeto que se nos vende bajo el argumento de ser congruente con la ideología dominante del momento.
Si hoy día hay alguna ideología ampliamente aceptada esa es sin lugar a dudas el ecologismo, tanto que no solamente la utilizan hábilmente los políticos de turno; sino también los vendedores de coches, electrodomésticos, compañías eléctricas, grandes cadenas de supermercados, etc., etc.
La mayoría de las veces, bajo ese reclamo de no contaminante, respetuoso con el medio ambiente, desarrollo sostenible… en realidad, no se esconde sino una enorme falsa que responde a intereses económicos y comerciales que nada tiene que ver con el ecologismo que proclama.


La última metida ecológica es la desaparición de bolsas de plástico gratuitas en los supermercados bajo el argumento de las miles de toneladas de plástico que se acumulan en los océanos y su nula degradación en el medio ambiente.

De entrada, confieso que soy partidario de que nos acostumbremos a ir a la compra con la cesta, carrito o el bolso (como hemos hecho toda la vida), así lo creo por ser un hábito saludable que nos educa a vivir optimizando recursos huyendo del usar y tirar; pero no lo defiendo bajo ninguna apelación ecologista. Las grandes superficies tampoco lo hacen ahora porque de la noche a la mañana se hayan vuelto respetuosas con el planeta. No, lo hacen por los millones de euros de ahorro que esto les supone.
No piensen que además de pagar la bolsa esta medida es más ecológica por cuanto:

  1. No es cierto que los plásticos actuales no puedan reciclase, se pueden reciclar al 100% y de este reciclaje se obtienen productos muy interesantes, como maderas sintéticas altamente resistentes a la humedad.

  2. Tampoco lo es que no se degraden, un plástico sometido a la radiación solar se degrada en un periodo de tiempo inferior a 5 años. Hoy, además, se diseñan plásticos con una encima que los hace biodegradables en 6 semanas.

  3. El plástico utilizado en las bolsas se obtiene de los residuos del refino del petróleo para la obtención de combustibles. Si eliminamos las bolsas ¿Cómo vamos a eliminar los millones de toneladas de estos residuos de refino?.
Por todo ello que no nos vengan con milongas verdes y medioambientales. Las razones son otras.

3 comentarios :

  1. El probklema de las bolsas de plastico de los supermercados no estan en que se puedan o no reciclar, que como bien dices se puede hacer.

    El problemas es que las usamos para almacenar deshechos, es decir, de "bolsas de basura" lo que hace que el reciclado sea costosismo, dificultoso e ineficaz.

    No es lo mismo reciclar una bolsa se supermercado usada para traer la compra a casa que otra que ademas de la primera funcion, se la ha usado en un cubo de basura. En el segundo caso ademas el hecho de separar residuos ya hace que el proceso de reciclaje no sea viable económicamente, ademas el plastico resultante esta lleno de impurezas (o porqueria adherida, segun se mire) lo que complica el proceso industrial de reutilización.

    Actualmente prácticamente el uso que se le da a estas bolsas de plastico recuperadas de los vertederos es enviarlas a china como materia prima barata (muy barata) para fabricacion de ciertos objetos de plástico, proceso que se hace sin control mediambiental o sanitario alguno.

    Asi que aunque sea por razones hiócritas, cosa en la que estoy de acuerdo contigo, me parece muy bien que ciertos supermercados hayan dejado de distribuir estas bolsas.

    ResponderEliminar
  2. A estar alturas de tanto ecologismo, y responsabilidad ambiental, no entiendo nada. Como es eso de que reutilizar las bolsas del supermercado para la basura, va a estar mal, porque entonces las bolsas que se venden para tal fin tambien presentan el mismo problema, encima consumimos mas, por un lado las bolsas del supermercado (que las tendriamos que poner en le contenedor del reciclaje) y por otro las bolsas de basura (que se fabrican para tal fin).
    Yo creo que las tres "r", recuperar, reutilizar y reciclar, están contempladas en el hábito de usar las bolsas del supermercado para los residuos de nuestras casas que tiramos a la basura.

    Nos gusta empezar la casa por la ventana, todo está bien, pero la mitad de los gastos de publicidad que grandes supermercados estan haciendo, solo están justificados por el ahorro que van a tener y eso se mide en euros, no en beneficios para el medio ambiente.

    Todo cuenta, y es un buen gesto, pero los intereses económicos son los que mandan, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Aquí el problema está que siempre lo hacemos todo mirando por el dinero, y nadie se moja (ni se va a mojar hasta que nos veamos muy muy, pero que muy mal).

    La regla de las tres R (reducir o recuperar, reutilizar y reciclar) viene muy bien, es casi ideal, lo que pasa es que cada cual la interpreta para beneficio propio.

    Para empezar, las empresas. Ahora todas utilizan el pretexto ecológico, como bien se comenta. Por una parte, para aumentar las ventas, y por otro, porque empiezan a aparecer leyes que les obligan a hacerlo. Igual sí deberían echarse menos flores.

    También manipulan la información, diciendo sólo lo que les conviene. Analicemos los dos problemas principales de las bolsas de plástico:
    - Como residuo: ocupan mucho espacio, al ritmo al que las consumimos cada vez más; además, como son ligeras y grandes, el viento se las lleva y acaban por todas partes, estropeando el paisaje; algunos animales las confunden con comida y pasa lo que pasa.
    - Como producto: para el uso que le damos, hay demasiadas; además, no paran de fabricarse y de desecharse aun siendo útiles todavía; a este paso el petróleo se agotará pronto.

    Claro, entonces te ponen una empresa de reciclado, y algunos piensan "qué morro, se lucran vendiendo plástico reciclado y la materia prima se la damos gratis". Pues sí, es así, pero reciclar a día de hoy es más caro que producir desde la materia prima original. Pero sin duda el mayor problema del reciclaje es que la gente separa los residuos y se queda con la conciencia tranquila. ¡Error! Porque sólo se está cumpliendo una de las tres R. También hay que mirar el usar las bolsas más de una vez (y no me refiero a bolsa de la compra y bolsa de basura, sino volver al supermercado con la misma bolsa que te dieron la última vez, y volver con ella la próxima vez, y la próxima, ...).

    Por otra parte están las empresas que fabrican bolsas que se biodegradan relativamente rápido (entre 5 y 10 años). ¡Oh, qué maravilla! Sí sí, muy bonito, pero lo que te cuentan es que algunos de los polímeros que surgen de la biodegradación de los plásticos son tóxicos para animales y plantas. Vaya, ahora ya no suena tan bonito.


    Así que como bien dice Légolas, todos a comprar con nuestro carrito o cesta, y antes de ponernos a "reciclar" (en realidad no hacemos en nuestras casas es separar), mirar la forma de producir el mínimo de residuos posibles.

    (vaya, se me ha quedado larguito, parece más un artículo que un comentario, jejeje, pero quería plasmas bien mi punto de vista).


    Un saludo ecológico.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero