-->

Niños Malcriados 27 feb. 2016 01:00 Plácido Guardiola Jiménez

El cambio que se avecina «Los artífices del cambio»


Guardando las formas

Sera que me hago mayor, que los años no pasan en balde o que como le ha pasado a Felipe Gonzales, Alfonso Guerra o a mi viejo profesor Joaquín Leguina me he convertido en un abuelo cebolletas o en un jarrón chino. No sé realmente lo que me pasa, pero sin duda mi visión social de la realidad política coincide bastante con la de ellos.
Un buen amigo me dijo no hace mucho que, si ahora nosotros tuviéramos treinta años menos estaríamos militando en Podemos y que, nuestra visión , coincidiría plenamente con la de estos. Seguramente es así , creo que no asistimos a un cambio de régimen político, de una nueva transición, tal y como no se cansan de repetirlos líderes de los llamados partidos emergentes. En realidad, lisa, simple y sencillamente estamos ante un cambio generacional. Un cambio generacional donde ahora entran a tomar las riendas unos críos malcriados*. Malcriados y maleducados por mi generación, la de los abuelos cebolletas o la de los jarrones chinos. De eso, no son ellos culpables sino nosotros que ya somos sesentones cebolletas.
La prueba de que los hemos educado mal, muy mal, son las formas y maneras en las que se desenvuelven en la esfera de lo público, el respeto a las leyes y la forma de entender el funcionamiento de la Democracia. No hablo del contenido político, de las ideas o filosofía de fondo, no. Hablo de formas que es algo muy distinto y más superficial.
«Están más interesados en los problemas de imagen, que en los de España»
Alguien me podrá decir aquello de qué importan las formas si lo importante son los resultados, lo de que da igual gato negro o gato blanco pero que cace ratones... Pues lamento decirle a estos que no es así, que en esencia lo que venimos en llamar Democracia está montado sobre formas y maneras, en realidad el sistema Democrático no es otra cosa que un conjunto de convenciones (por tanto reglas y maneras), mediante las cuales, aceptamos que las decisiones que tomamos con arreglo a ellas son legitimas y aceptadas por todos. En Democracia las formas y maneras son la clave, las decisiones que se toman mediante ella no quiere decir que sean las mejores, más verdaderas o más justas, simplemente las aceptamos porque son legítimas o democráticas. De ahí la importancia de las formas. Pues bien estos niños malcriados no saben, no entienden o no quieren saber ni entender lo que nos les conviene Los líderes de ésta nueva generación Pedro Sánchez, Rivera o Pablo Iglesias están más preocupados de la cosa mediática que en las ideas, los programas o el futuro del pueblo. Están más interesados en los problemas de imagen, que en los de España.
El Sr, Rajoy no es un niño malcriado pero que nadie piense que se salva, de este Sr. prefiero simplemente no hablar en este post, pues desde otro estilo, es si cabe mayor desastre todavía por bien criado que esté.
«Van descamisados como vulgares haraganes al parlamento... pero se ponen de riguroso esmoquin en la fiesta del cine, para el desfile sobre la alfombra roja del famoseo»
Malcriados porque en su vida se han enfrentado a la adversidad, les salieron cayos en las manos por su trabajo ni tuvieron que enfrentarse al cómo ganarse el pan del día a día. Son progres de salón, y rojos de boquilla dialéctica con camiseta del Che compradas en el rastro. Ellos, que no creen ni respetan las formas, se afanan en cumplirlas a rajatabla si del figureo mediático se trata. Van descamisados como vulgares haraganes al parlamento sea español o europeo, a la entrevista con el Jefe del Estado pero se ponen de riguroso esmoquin en la fiesta del cine, para el desfile sobre la alfombra roja del ... famoseo. Todo porque la farándula mediática del cine se merece un respeto** ¿Acaso no se la merece el templo de la soberanía y voluntad popular? ¿Acaso no la tiene la máxima autoridad del pueblo que encarna el Jefe del Estado? Por lo visto no, pues el pueblo son "gente" (por no decir gentuza) y ellos lo hacen todo por la "gente". Hacen tanto que hasta ahora dicen que la "gente" ha entrado por primera vez en el Congreso.
Lamento desilusionar a quienes ven en estos nuevos políticos la deseada regeneración de nuestras instituciones, de nuestro sistema político, de la ruptura del turnismo bipartidista, del final de la corrupción... Estamos simple y llanamente ante un cambio generacional donde unos niños malcriados han llegado a adultos siendo eso "Niños malcriados" y, en donde a no tardar mucho, veremos cómo se fagocitan al PP y al PSOE para volver de nuevo al viejo turno de siempre. Eso sí, bajo la vieja égida de siempre, rompiendo las formas de antes, pero sometiéndose a otras más arbitrarias e insustanciales.

_______________
 (*)En realidad el calificativo original es de Alfonso guerra que les llamo «Niños Mal criados» refiriéndose a Pablo Iglesias como: "uno de esos adanes que pretenden que con ellos se inauguró el mundo" Ver artículo en el Mundo.
(**) "Cuando la vieja vieja política se quita la corbata nosotros nos ponemos el esmoquin... por respeto al cine español" afirmó pablo iglesias para justificar su sorprendente y radical cambio de look en la gala de los Goya

11 comentarios :

  1. Ni siquiera es nuevo lo de ir a ver al rey en mangas de camisa. A eso lo llamaba la izquierda francesa épater le bourgeois, hace sesenta años.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Plácido. Es un cambio generacional, y nada más, hace tiempo que me convencí. En cuanto a la mala educación, digna hija de la de sus mayores, a la vista está.

    ResponderEliminar
  3. Te dejo aquí por si te interesa mi propia contribución a la atmósfera de estos días.
    http://jumilla-amalgama.blogspot.com.es/2016/02/decadencia-la-italiana.html

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo: no es lo mismo los jumillanos que pasábamos las vacaciones vendimiando que los que no.
    A.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3/3/16 14:00

    yo soy de los que vote a PODEMOS pensando que realmente querían el bien de los ciudadanos, ayer miércoles pude ver el esperpento en el que se ha convertido PODEMOS votando lo mismo que el PP solo porque al señor Pablo Iglesias no le han dejado ser bicepresidente. en las próximas elecciones tendrán un voto menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4/3/16 15:03

      si, yo también pensaba que podemos era otra cosa distinta a lo que ya había, estoy de acuerdo contigo, y te corrijo, serán dos votos menos.

      Eliminar
  6. Anónimo6/3/16 23:38

    No hacen falta políticos nuevos, de la generación pasada o de la presente. Lo que es necesario es otra forma de hacer política. Y parece que los nuevos, por ejemplo, ya han aprendido que fragmentando un contrato en varioa trozos que no excedan de 18.000 euros cada uno, pueden adjudicar una obra o servicio sin hacer concurso público.

    ResponderEliminar
  7. En algo si estoy muy de acuerdo: han educado muy mal. ¡¡Vaya profesores universitarios incapaces de adoctrinar como Dios manda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los profesores se hicieron antes de Podemos que sus alumnos y se supone además que no adoctrinan

      Eliminar
    2. Profesores de la facultad de Políticas de Madrid inventaron Podemos. Y éstos sí adoctrinan, a sus alumnos y a los españoles (perdón) en general...

      Eliminar
  8. El programa de Podemos permite visualizar la progresividad de su ideología para la configuración estructural de los ciudadanos y ciudadanas del Estado estatal.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero