-->

El fin de la crisis 28 dic. 2014 20:05 Plácido Guardiola Jiménez

Historias de fábula «Inocente, inocente...»

Rajoy en el banco esperando a Jenny

Por fin tras siete años de horrorosos sacrificios dejamos atrás la crisis económica, ya lo dijo nuestro Presidente Mariano Rajoy hace dos días en la rueda de prensa que dio al finalizar el Consejo de Ministros del viernes. Más claro no pudo ser al afirmar que: "el año que termina ha sido sustancial para el empleo y 2015 será mucho mejor". Por si a alguien le quedaba alguna duda concluyó: "Estas son las primeras navidades de la recuperación, del crecimiento, del empleo y de la actividad económica".
Ya lo había adelantado al clausurar un encuentro de empresarios el pasado 11 de Diciembre donde dijo:"La crisis ya es historia". Antes de ayer en esa rueda de prensa donde hizo balance de la gestión de estos tres años Rajoy estuvo más contundente si cabe. Consciente el Presidente de que ya hace tiempo perdió su ultima abuela que se lo diga, arrojó sobre su acción personal de gobierno todos los piropos y elogios que cabria esperar de tan venerable anciana. Si 2013 fue el año de las profundas reformas, 2014 lo ha sido de la recuperación y 2015 será el del despegue definitivo de nuestra economía.
Estaba desatado Rajoy quien añadía: "...se ha conseguido dar la vuelta a la situación y a la imagen del país en solo tres años", "..donde antes había desconfianza, ahora hay seguridad"
¡Qué pena que los datos disten tanto del bonito horizonte que contempla el Presidente! Su triunfalismo lleno de optimismo y esperanza se ve negado por los datos más elementales en este balance de tres años:
  • Si en noviembre de 2001 habían 17.248.065 afiliados a la seguridad social, ahora tenemos 16.695.552.
  • Si al poco de llegar al poder se encontró una deuda pública de 737.406 millones de euros lo que equivalía al 70% del PIB nacional (unos 16.942€ por barba), ahora la ha elevado a 1.020.236 millones equivalentes al 96,8% del PIB (unos 20.000 € por barba).
  • Si a su llegada había un fondo de reserva en la caja de pensiones de 66.815 millones de euros, Ud. ha gastado ya para mantenerlas 17.217 millones y sólo restan 49.598 millones.
  • Si tras la desastrosa gestión de Zapatero 165 españoles al día tenían que buscar el pan más allá de nuestras fronteras, ahora con la suya, lo hacen 256. Ud. sr. Rajoy se vanagloria de crear 550.000 puestos de trabajo pero la realidad es que de los 4.420.462 parados de noviembre de 2011 son ahora 4.512.116. Es decir 8.346 parados más sin contar que esos empleos que ha creado trabajan muchas horas menos porque la mayoría son precarios.
Pero si los datos ya desmienten el edén que describe, mucho más lo hacen sus promesas y anuncios en estos años, los cuales desmoronan su mágnifico panorama con el más leve cotejo en las hemerotecas:
  • Tras prometer eliminar las Diputaciones, pronto reculo para anunciar que en realidad reduciría los organismos públicos redundantes El País
  • Tras anunciar que dejaría sin competencia a más de 6000 municipios ineficaces reduciendo el número de concejales ,,El Periódico de nuevo puso la marcha atrás y, a fecha de hoy, todavía lo estamos esperando.
  • Tras afirmar en su programa electoral que el PP bajaría los impuestos, los sufridos ciudadanos sólo hemos conocido elevación de los mismos y muchos recortes en educación y sanidad.
Vamos Sr. Rajoy, na, de na, na... Y la prueba del nada, de nada, la da Ud mismo en su rueda de Prensa del pasado viernes en el salón de tapices de la Moncloa, donde al referirse al ascenso de Podemos como fuerza emergente que señalan todos los sondeos demoscópicos; Ud. vine a guiñar un ojo al partido del que se ha pasado tres años quejándose por la mala herencia recibida. Su bonito futuro resulta que ahora pasa por el PSOE, al que ahora ve como instrumento de estabilidad del Estado.
Vamos D. Mariano, que el día de los inocentes no fue el viernes 26, sino hoy domingo 28 de Diciembre.
En fin, que quieren que les diga, yo para historias de fábula prefiero la de Forrets Gump sentado en el banco a la espera del autobús que le conducirá al encuentro con su amada Jenny. Esa al menos es una buena historia, la suya suena muy manida.

2 comentarios :

  1. Ya no hay crisis, es que ahora va a ser siempre así: reducida a casi la mitad la poca industria que había en España, a lo largo de los útimos treinta años, y reducida la construcción en un ochenta por ciento, en los últimos siete, no hay manera de que la gente pueda ganarse la vida, ni impuestos, ni consumo. Yo no veo alternativa.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/1/15 18:57

    Demasiado favor les hacemos a los políticos pintándolos de ingenuos. De ingenuidad, nada.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero