-->

XXXV años de democracia, 35 de chantaje 21 may. 2013 10:51 Plácido Guardiola Jiménez

«Déficit a la carta»


En estos treinta y cinco años de Democracia hemos asistido a otros tantos de chantaje por parte de las taifas del reino más irredentas, especialmente la Catalana y Vasca. El chantaje «conseguidor» de los nacionalismos se ha instalado en nuestro sistema político de tal manera que es consustancial con él. En dicho proceso la el gobierno central ha ido cediendo concesiones en cada envite nacionalistas esperando calmar sus ínsulas disgregadoras; pero mientras tanto, los nacionalismos han conseguido dineros, privilegios y excepciones del Estado sus ansias independentistas no han menguado un ápice.
Da igual que se trate de gobiernos del PP o del PSOE, en ambos casos, sus barones en las comunidades donde el nacionalismo está arraigado, han contribuido por igual a disgregar el poder del Estado apoyando las reivindicaciones de sus paisanos de comunidad y aldea. Recientemente lo hemos visto con la postura del PSC respecto al manifiesto de autodeterminación de Cataluña, ahora lo vemos con el Gobierno del PP en el llamado «Déficit a la carta» que tiene sublevados a buena parte del resto de barones de otras taifas.
Lo que me pregunto es si todavía no se han dado cuenta, unos y otros, que con hechos diferenciales no calmarán jamás las ansias disgregadoras de Mas en este caso. Ellos conseguirán de momento lo que les acucia (un déficit disparatado de una administración desleal y derrochadora), y seguirán a lo de siempre: «Pedir más».
Ni con trato diferencial, ni con déficit a la carta aplacaremos las ansias soberanistas de estos chicos. Quizá nuestro error, el nudo gordiano de nuestros problemas democráticos, estuvo en el principio de la Constitución, cuando se pretendió con «tratamiento diferencial» acallar las ansias inconmensurables del independentismo chantajista. Lo quisimos arreglar con el «Café para todos» (que dicho sea de paso, nunca lo fue, como prueba el caso de Navarra), y desde entonces, no hemos hecho sino agrandar este dislate que rompe nuestro Estado y lo que es peor, que todo español es igual en derechos y deberes…
Lo lamento profundamente, que no venga Rajoy ahora con milongas, lo que se propone ahora con el «Déficit a la carta» es lo mismo de siempre, cesión ante el chantaje separatista. Una cesión que confirma el estado de ruina moral de nuestro país.

3 comentarios :

  1. El PPSOE no ha pretendido nunca calmar las ansias nacionalistas de Cataluña y País Vasco, lo que ha pretendido es gobernar, con los votos de los nacionalistas, a costa de la fragmentación de la soberanía del Estado.
    Además de Navarra, tienen café privado Guipúzcoa, Vizcaya y Alava.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, pero tampoco lo ha pretendido el PP y así nos va.

      Eliminar
  2. Sí, Plácido, con el PPSOE me refería al contubernio del PP y del PSOE

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero