-->

Lo que nos dejó el 15-M 25 may. 2011 16:31 Plácido Guardiola Jiménez

¡Gracias por devolvernos la esperanza!


Aun cuando el movimiento del 15-M parece diluirse tras las elecciones, a pesar de que sus cuatro concreciones de acuerdo de mínimos me parecen demasiado escuetas, susceptibles de ser ampliadas en un marco donde todavía cabemos todos. A pesar de que algún grupo político pueda extraer beneficios de esto, de que algunas minorías quieran utilizarlo para expresar otras cosas. A pesar de ello y, sobre todo ello, el 15 M ha conseguido mucho más de lo que algunos piensan. Ya nada será igual después de vuestro gesto, porque sobre todo habéis tenido la sabiduría de no entrar en la violencia que algunos presagiaban, siendo el detonante y protagonizando una indignación que nos corroía por dentro el alma desde hace mucho.
Ha sido un aldabonazo en las conciencias para indicar que las cosas deben ser de otro modo, que ya habíamos sobrepasado el limite del letargo en que se había instalado la conciencia de una sociedad adormecida y encantada de conocerse así misma. Se que hay mucha utopía en vuestras propuestas, mucha espontaneidad y, hasta si me lo permitís, mucha ingenuidad de juventud; pero sobre todo y ante todo, hay mucha esperanza de seguir cambiando y transformando un sistema que a todas luces es injusto y que ha perdido el horizonte.
Como decía Ortega un país, una nación no es tal sin un proyecto vital que perseguir. Vosotros, aún con todos los peros que queramos ponerle, todavía tenéis la capacidad de soñar, de sembrar esperanza, de transformar ese mundo que estáis abocados a construir y constituir.
«Si las grandes naciones no se restablecen es porque en ninguna de ellas existe el claro deseo de un tipo de vida» (J. Ortega y Gasset (España invertebrada 1922)
Que nadie se engañe, podrán ser escuetas esas cuatro concreciones; pero en lo sucesivo ningún partido que aspire a gobernar este país podrá desoír, seguir actuando como si el 15-M jamás hubiera existido. Seguramente lo intentarán; pero la semilla no ha caído en suelo estéril sino en tierra fecunda y germinara más pronto que tarde..

2 comentarios :

  1. El movimiento no se diluye, aunque los medios ya no le hacen caso porque ya se celebraron las elecciones. Ahora rellenan con la calor (como si fuera noticia que a finales de mayo empieza a hacer calor sofocante).
    Utopía sólo significa que no existe, no que no se pueda conseguir, ni siquiera que sea difícil conseguirlo. Sólo depende de la mentalidad de cada uno, y del esfuerzo que esté dispuesto a invertir.

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo Miki:
    Cuando digo que se diluye no lo hago porque ahora tenga menos eco mediático que hace unos días. No, mis fuentes son de primera mano, te aconsejo que leas lo que escriben algunos de los que allí han estado y están. Especialmente te aconsejo dos lecturas:
    http://www.criandocuervos.com/?p=5892 (artículo sobre lo que está pasando tras el 22M)
    http://madrid.tomalaplaza.net/2011/05/25/horarios-asamblea/ (horario de actividades de los acampados en sol)

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero