-->

LAS CADENAS 17 nov. 2009 22:15 llanerosolitario

En la historia de la civilización el hombre siempre lucho contra las cadenas que de alguna u otra manera le oprimieron. A él, a su progreso y por extensión a su modo de vida. El símbolo de la esclavitud siempre fueron las cadenas y tras liberarse de éstas, se ganaba la ansiada libertad. Por esa libertad en muchos casos se daba la vida, porque la vida sin libertad no sevía de mucho, apenas tenía valor. Eran las cadenas el elemento útil que te daba la libertad o te la quitaba y siempre hubo quienes las ponían y, a quienes les eran puestas. Hasta bien entrado el siglo XX el uso de tan indigno elemento metálico, se siguió empleando para torcer voluntades ajenas. Hoy otro tipo de cadenas son impuestas como sistema dogmático en el dia a dia, a una sociedad que se muestra impasible por todo aquello que ocurra de la puerta donde uno vive hacía fuera. Cadenas que sin la forma física y material no dejan de oprimir, hoy a unos, mañana a otros. La mundialización de todo y para todo. La liberalización del comercio internacional. La economía mundial y de mercado. La globalización. La OCDE. El G-8. El G-20. La Comisión Europea. El Comisario o la Comisaría de turno…..y la madre que los parió. La gran distribución y la pequeña. La intermediación. La comercialización. Las grandes superficies comerciales etc.etc. Para el agricultor, todo forma parte de una cadena, donde él es el último eslabón y el más débil. Él que debería ser el primero y más considerado, porque es quien produce el alimento que la sociedad necesita para su sustento, una obviedad por otra parte. Todos los mecanismos puestos en funcionamiento a traves de la cadena alimenticia parecen ir en su contra. De todos los enumerados anteriormente, ninguno le favorece, todos y cada uno le son esquivos y contrarios. La agricultura siempre fue moneda de cambio, siempre. De España para entrar en Europa, de Europa para con el resto del Mundo. Cada vez que se firma un acuerdo comercial a nivel mundial, en términos agrarios, los agricultores se echan a temblar. La agricultura continental y entre ellas la española, está siendo desplazada por la agricultura de los llamados países emergentes, dando lugar a situaciones de verdadera ruina para los agricultores. En un círculo vicioso donde las materias primas necesarias para sus explotaciones no paran de incrementar sus precios, mientras que lo que ellos producen cada dia tiene menos valor. Menos valor para ellos, cuando son los que venden. No asi para el consumidor, que somos todos, incluido el agricultor. Ahí es donde la cadena impone su dureza implacable que permite que lo que en el bancal tuvo un precio, el consumidor que somos usted y yo, paguemos hasta veinte veces su valor de compra, el que se le pagó al agricultor. Es una situación indigna, injusta, inmoral, insolidaria, antisocial…..Los agricultores tienen todo el derecho del mundo a denunciar ante la sociedad la situación en la que están trabajando y malviviendo. No hay derecho a lo que está ocurriendo con la agricultura y con quien la trabaja. Son victimas de la indiferencia más absoluta de quienes dominan los sistemas de comercialización y distribución a gran escala, cada vez más concentrados y por tanto más organizados y más fuertes, para imponer los precios bajos cuando compran y altos cuando venden. Cosa de menos personas que dedos tenemos en una mano. Como la parte más importante de la cadena, la sociedad tenemos que apoyar al agricultor en sus demandas, que por otra parte son justificadas e inaplazables. Cuando como consumidor, usted adquiera un producto agrario, recuerde la cadena a traves de la cual eso ha sido posible. A quien esa misma cadena, a unos los enriquece y, a otros los oprime y empobrece. Como parte integrante de la sociedad téngalo en cuenta, por la dignidad de una parte muy importante de ella, como son los agricultores.

3 comentarios :

  1. en pocas palabras podriamos decir que el bienestar y la prosperidad de unos pocos paises se alimenta de la miseria de muchos ,en fin, lo de siempre pero a escala mundial ,el señor feudal se transformo em multinacional y sus caballeros hoy son potentes ejercitos dispuestos a liberar la tierra de Huseines y toda clase de alimañas con apariencia humana que impida coger su petroleo en Irak el cobre de CHILE y asi todo lo demas, coltan,diamantes ,oro y cualquier recurso que se precie , aki en nuestro pais no limitaremos a culpar a nuestro presidente de todo lo que pueda suceder que es la mejor manera de disculparnos por la parte de responsabilidad que podamos tener a nivel individual en el asunto en cuestion ,tal vez hoy la HIPOTECA sea la version moderna de poner cadenas y hasta creo que es posible que de alguna manera muchos hemos gritado lo que tantas veces desgraciadamente se grito por la piel de toro : ¡VIVAN LAS CADENAS!

    ResponderEliminar
  2. Gavilán Palomero18/11/09 18:00

    Sólo un matiz, cuando dices que en el mercado los agricultores autóctonos están siendo desplazados por otros de países más pobres, alguien podría pensar que los agricultores de dichos países se están comprando chales y coche de lujo a costa de los agricultores españoles. Nada más lejos de la realidad. Cualquier agricultor africano, por ejemplo, tendrá que criar sus tierras sin ningún tipo de subvención por parte del gobierno. Además, cuando manden su producto a Europa se le cobrarán unos aranceles, mientras que el champú o teléfono móvil que este señor compre llegará a su país africano sin pagar ningún tipo de arancel o en el peor de los casos,un arancel ridículo. Esta claro que los agricultores españoles sufren,pero cuando estos tienen un resfriado, los del tercer mundo están con una neumonía fatal!!!
    A lo mejor, ahora, más de un agricultor español, comprende porque en los ochenta los franceses volcaban los camiones de fruta españoles.

    ResponderEliminar
  3. Algún día se pondrán todos los agricultores de acuerdo y dejarán de suministranos alimentos. A ver entonces qué hacían todos los abogados, políticos, economistas, notarios, jueces, ingenieros, empresarios, inversores y demás gente con empleos sobrevalorados.

    Y que conste que estoy estudiando una ingeniería, pero no me lo tengo tan creído como algunos, y desde luego valoro la gran e importante labor que los agricultores (y ganaderos, no nos olvidemos de los ganaderos) hacen por este mundo que se cae a pedazos cada día un poco más.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero