-->

Menos competitivos, peor formados 9 sept. 2009 10:03 Legolas

«Nosotros arreglando el botellón»

Ayer desde la CEOE se daban a conocer los informes comparativos de los sistemas educativos para los países más desarrollados del mundo. De este se desprende que los resultados obtenidos en cuanto al porcentaje de sujetos que continúan la enseñanza al terminar la básica obligatoria, es en España desastroso, al estar en el furgón de cola donde sólo superamos a Portugal, Méjico y Turquía, en definitiva, de todos, los terceros por la cola. Por otra parte el informe del Foro Económico Mundial de Davos, baja a España cuatro puestos en el ranking de competitividad, pasamos del lugar 29 al 33.
Ambos indicadores, formación y competitividad vienen a indicar que vamos para atrás como los cangrejos o si lo quieren en habla coloquial de seguir así, el futuro de este país es una mierda. Mientras tanto, aquí estamos conmocionados por las consecuencias de lo que arrancó como una la simpática movida allá en los ochenta, hoy anda es la extensión generalizada del botellón y culmina con los sucesos de este fin de semana en Pozuelo Madrid.
De pronto, nos damos cuenta de que la forma de divertirse de nuestros jóvenes, su educación y formación no están en consonancia con el dicho de que: «ésta es la generación mejor formada de nuestra historia», algo está fallando y esto se nos ha ido de las manos dentro de un clima de condescendencia con el dicho de: «Son jóvenes, tienen que divertirse». De forma similar, en Jumilla, andamos detractores y defensores enredados en la discusión de ese peculiar botellón de cabalgata que identifica nuestra peculiar fiesta de la vendimia.
Mientras eso ocurre aquí, en países serios como EE.UU su presidente Obama, se va a un Instituto para hablar a los alumnos del esfuerzo, la superación personal, el sacrificio y el respeto a sus profesores.
Piensen en todo esto y tomen nota queridos paisanos, tomen nota.

1 comentario :

  1. Anónimo10/9/09 0:38

    Si claro, algo está fallando desde que modernizasteis tanto la enseñanza, al profesor para que decirle de usted, aqui todos somos iguales, y las tarimas donde estaban las mesas de los maestros para queeeeeee, eso son coas del franquismo, fuera tarimas, aqui todos a la misma altura.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero