-->

SANIDAD RENDRIJERA

Estoy de enhorabuena porque La Rendrija va poniendo temas en el candelero. Después de La Rendrija, los temas pasan al Rendrijero, donde sigue el debate, hasta que el cuerpo aguante. Es por ello que entro en liza para hacerle una observación a nuestra/o “querida/o” Cizaña (en adelante utilizaré el femenino, sólo por el género de su nombre). Lo que se puede observar, por cualquier jumillano o jumillana es que, desde 1991 (hace 18 años) lo que se ha invertido en sanidad para los jumillanos es de escándalo: fuera de algún arreglito en el consultorio del barrio de S. Juan y lavados de cara en los demás centros (pintura, un ascensor,… y poco más),… “cero patatero” que le gustaba decir a Aznar. Pero es que, si nos olvidamos de cifras y hacemos comparaciones: lo invertido en Yecla frente a lo invertido en Jumilla, nos confirma lo que la Cizaña nos apunta cuando dice las cosas que tendría el nuevo centro (textual: “…salud mental (que si existe en Jumilla))” es decir: que “existe salud mental en Jumilla”. De cajón, de lo contrario, tanta frustración no la aguanta no los de Guantánamo. Dicho de otra forma: ¿la diferencia de población justifica la diferencia de inversión? NO rotundo. Si, por el contrario, los jumillanos deberíamos contabilizar las inversiones en el hospital de Yecla como inversiones también nuestras, entonces, pido perdón porque, en ese caso, me he dejado sin contabilizar lo invertido en la Arrixaca, el psiquiátrico del El Palmar, etc, etc, ya que todos ellos habrán de servir a los jumillanos en casi necesario.
No quiero hacerme pesado, y quiero suponer que la Cizaña está tan interesada como yo en que Jumilla tenga mejor servicio sanitario, por tanto nos corresponde a todos no dar coartadas ni razones a político alguno, para que nos tome el pelo o de largas a las soluciones que esperamos. Naturalmente que los que saben lo que firmaron, pidieron o se comprometieron son los que estaban presentes (yo no estaba allí). Nosotros sabemos lo que nos dicen unos y otros, y lo que tenemos claro es que los jumillanos exigiremos aquello que nos convenga, principalmente a aquel político que tiene la decisión de concedérnoslo. Y ese político, hoy sólo tiene un nombre: Ramón Luís Valcárcel Siso, Presidente de la Comunidad Autónma, es el que debe dar la cara, y si no conoce el proyecto pues,… “apaga y vámonos”.
En todo caso, lo dicho, que siga la música. El tema está servido, y cada palo que aguante su vela.

2 comentarios :

  1. Anónimo27/2/09 9:39

    Muy buenos días a todos los tertulianos, no os calentéis la cabeza, mientras el partido que gobierne en el ayuntamiento sea distinto del regional esto seguirá así porque yo, personalmente, sigo sin entender como una cosa que es buena para el pueblo no se haga porque yo soy de otro partido y así te fastidio para las próximas elecciones. Un momento, es cierto, no me había dado cuenta, son políticos no personas que se preocupan por el bienestar del pueblo independiente del partido al que pertenezcan. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Precisamente he tenido que utilizar el servicio de urgencias estos dias y a las 6 de la mañana menos mal que no fue muriendose la persona que necesitaba este servicio porque el médico y el enfermero no estaban en el centro habían salido a una urgencia a la calle(no quito importancia a esa urgencia pero y la que yo necesité estuvimos esperando una media hora a que llegaran los médicos)¿De quien es la responsabilidad si pasa algo en ese momento?Además tengo que decir que el trato fue pésimo

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero