-->

Un gran labrador 11 jul. 2011 09:41 Plácido Guardiola Jiménez

«Imagen de un agricultor»

Cuando yo era niño -hace de esto muchos años- no había televisión en las casas, de ahí que los chiquillos tuviésemos como única distracción en las comidas familiares, el poner toda la atención en la conversación de nuestros mayores. Lo hacíamos en silencio, intentando enterarnos del fondo del asunto que estos comentaban. Un buen día, mi padre le contaba a mi madre la suerte que había tenido su sobrina Anica, con estas palabras: “Que suerte ha tenido mi sobrina con el pretendiente que le ha salido, es un gran labrador, muy trabajador”
Se refería mi padre en aquella ocasión a un tal Bartolomé al que pronto trataríamos como Toli al incorporarse por la vía política a la familia. El mismo que, este año, ha sido nombrado Agricultor del año. Desde aquella ocasión, Toli, ha sido para mi sinónimo de «Gran labrador», sin necesidad de que nadie le otorgase homenaje alguno. Mas tarde, con el correr de los años he coincidido en muchas ocasiones con mi pariente y departido con él en fiestas familiares, matanzas, etc. A lo largo de ellas he podido completar aquella primigenia imagen mental que de él forjé
en mi más tierna infancia.
Bartolomé Carrión Abellán, es de ese grupo de míticos agricultores que a finales de los setenta, en los últimos años del franquismo, se reunieron en una cochera del barrio de San Juan para dar forma a la entonces incipiente Unión de Agricultores y Ganaderos de Jumilla junto a su hermano Pepe, Pedro Lencina, Dionisio Otazo y otros más. Cooperativista de toda la vida, cuando la crisis de 1982 de las Bodegas Cooperativas “San Isidro”, acudió aformando parte de lo que entonces se denominó Junta de Salvación.


El Toli ayudando en una matanza (1974)

Fue en aquellos años cuando más ocasiones tuve de conocer a nuestro Agricultor del año, he de decir que Toli es un hombre prudente, por lo general callado, pero que de tarde en tarde te sorprende con alguna que otra afirmación que demuestra el amplio bagaje profesional de este hombre del campo. Recuerdo el debate de una de aquellas noches sobre el futuro del campo Jumillano en las que Toli sentencio que era el momento de sembrar legumbres, ante la sorpresa de todos argumento: “Tenemos que sembrar legumbres porque en Europa son deficitarios en legumbres” Así es Toli, callado, pero seguro de su oficio, con iniciativa para salir airoso de los muchos retos que el oficio de la agricultura le plantea.


Detalle de los cerezos en flor de finca El Toli

Memorable también fue para mí una conversación sobre los cerezos, su buena salida comercial y perspectivas en los mercados europeos, donde Toli explicaba que era un frutal que se adaptaba bien a las características de nuestro agro jumillano. Dicho así, hoy, a nadie le sorprendería; pero lo curioso del caso es que dicha conversación tuvo lugar en una tarde de otoño en 1983, hace ahora veintiocho años.
Valgan estos recuerdos para perfilar a un agricultor innovador, amante de su oficio y merecedor del galardón que este año recibe. También felicitar a la Federación de Peñas por su acierto en la elección de las personas designadas en las dos ediciones del citado galardón.

3 comentarios :

  1. Dicen que detras de un gran hombre hay una gran mujer,y en este casoeso es una verdad como un templo. No quiero quitar meritos a Bartolo no, creo que este nombramiento es no solo justo sino obligatorio, pero no olvidemos a esa gran agricultora que es Ana su mujer, mi prima, sin ella estoy seguro al 100 por 100 que todos esos logros y toda esa magnifica trayectoria de nuestro agricultor homenajeado hubieran sido completamente imposibles y aprovecho estas lineas para felicitarles por este nombramiento y para hacer esta aclaracion de suma importancia. Esa gran mujer de los pies a la cabeza que con su valentia , su coraje,su gran voluntad y su ilimitada capacidad de trabajo y que ha sido capaz no solo de apoyar a su marido y trabajar a la par con el en todos sus proyectos y en todos sus logros sino tambien al mismo tiempo sacar adelante su casa , criar a sus hijos , a sus nietos y a todo bicho viviente y ademas hacerlo bien, a las pruebas me remito.Desde aqui grito viva la gricultora del año y viva el agricultor del año.

    ResponderEliminar
  2. Estimado anónimo, no puedo estar más de acuerdo contigo.Y te juro, que no lo afirmo sólo porque al igual que tu también Anica es mi prima, por tanto, quien me hace emparentar con Toli.
    Te supongo primo de Anica no por mi tio Pedro, sino su mujer Catalina lo que significa que eres un «cuatro reales».
    Pero llevas razón ambos han formado una auténtica pareja de agricultores de raza.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero