-->

La Artesa VI 7 dic. 2010 14:05 JUMILLA-BLOG

«Amasando inútiles»

Se están amasando generaciones de inútiles. Los niños de hoy, serán eternos adolescentes mañana.
Amasa un inútil, la madre que le lleva la cartera al zagal cuando va al colegio. Lo amasa también, cuando el nene no hace los deberes excepto que estés al lado empujándole y dirigiéndole. Se amasan inútiles cuando se les desmenuza hasta el último detalle de aquello que entra en el examen, el cómo se le va a preguntar y, además, se le ofrece otra oportunidad porque ese día tuvo que ir a probarse el traje de la comunión o, incluso, viene la madre a decirle al profesor que estuvieron los dos buscando el libro toda la tarde, y no saben dónde ésta.
Se amasan inútiles cuando, lo que dice zagal, tiene más credibilidad, para los padres, que lo que le cuenta el profesor.
Ya se va echando harina a la artesa cuando, con sólo cuatro años, la madre le dice a la maestra que no puede con él, o con ella.
Amasamos inútiles, cuando sólo les permitimos trabajar o asumir responsabilidades, después de estar tres o cuatro años aburridos y matando el tiempo en cosas que no les interesan.
Estamos amasando generaciones de inútiles e incapaces a los que, con toda lógica, no podremos pedirles que nos mantengan mañana y se ocupen de nosotros, cuando seamos viejecitos, entre otras cosas, porque ni ellos mismos habrán aprendido todavía a cuidarse por sí solos.
Estamos amasando muchos de los inútiles políticos, maestros, médicos, policías, fontaneros, conductores, cocineros o agricultores del mañana. Y no debemos echarle la culpa a la política, o a la enseñanza, o a la medicina, a la seguridad ciudadana, a la fontanería, o a la carretera. Tenemos que mirarnos ya, ahora mismo, a nosotros mismos, como políticos, como padres, como maestros, médicos, o policías.
A tiempo estamos, de lo contrario, nos encontraremos mañana con el “pan incomestible” que ahora estamos amasando.

2 comentarios :

  1. Es verdad que no hay que hacer por ellos, lo que ellos pueden hacer por si mismos, que tenemos que tratar de ser congruentes con nuestra conducta y predicar con el ejemplo, que nunca, NUNCA, hay que hablar delante de ellos mal, de sus profesores (ni de nadie) porque estamos menoscabando su credibilidad y autoridad, es verdad que hacemos muchas cosas mal, como padres.
    Pero también es verdad que es muy difícil educar bien, en esta sociedad consumista, dónde la voracidad del capitalismo nos engulle y nos hace perder el norte hasta a los adultos.
    Yo creo que la mayor parte de nosotros reconocemos que la crisis no está ayudando a ponernos a todos; en nuestro sitio, cuando se tiene en abundancia lo normal es compartir, sobre todo con los nuestros. Ahora estamos cambiando el chip, creo yo, y eso no está mal, porque estamos volviendo a valorar el sentido que tienen las pequeñas cosas. Mirar hacia atrás y recordar a nuestros mayores, la precariedad económica en la que vivían y tratar de recobrar todos esos valores que les ayudaban a sostenerse en el día a día, nos vendría bien.
    Yo no quiero ser pesimista, sé que los chicos reaccionarán ante el futuro, no les queda más remedio.....y tal vez nosotros no estemos de acuerdo, como nuestros padres no lo están con nuestra forma de vida de hoy, pero es lo que hay......las cosas van cambiando y tendremos que aceptarlo.
    Date cuenta, yo pienso que lo bueno que les he dado a mis hijos eso ya no se lo puede quitar nadie. Y espero que me de buen resultado tanto amor.
    FREUD decía que "A LOS NIÑOS HABÍA QUE EDUCARLES CON MUCHO AMOR Y TRABAJO." o sea que hacerles trabajar no es malo, como tampoco es malo que los padres nos esforcemos en hacerles responsables, respetuosos y buenas personas......eso también supone mucho trabajo para nosotros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no es malo, que obliguemos a nuestros hijos a hacer los deberes. Siempre es peor, que los padres no les importe si sus hijos los hacen.
    Y en el caso de los sudamericanos, en medio del curso escolar, que se vayan un mes a visitar a sus familiares, en meses de temporada baja (enero, febrero, mayo, noviembre)con el permiso del colegio. Un mes con un niño menos.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido al RENDRIJERO!

¡Gracias por tus comentarios!
Se respetuoso y opina libremente. Tu comentario será revisado y publicado en unas horas.

Ponerse en contacto con el Rendrijero